Me rindo

Algo más de dos meses ha durado mi aventura en WordPress, pero me rindo. Vine de Blogspot y me dejé convencer porque me comentaron que WordPress ofrece montones de opciones más para la creación de blogs. Así que me traje todos los contenidos (que aún no había tenido tiempo de arreglar) y monté un blog muy básico porque tenía ganas de seguir publicando. Sin embargo, no hay manera, no me adapto: estaba muy acostumbrada a la distribución clara y sencilla de Blogspot y el escritorio de WordPress, con sus mil doscientas opciones, me ofuscaba, me quitaba las ganas de trastear y de buscar gadgets, me daba pereza publicar entradas, incluso me llevó a escoger un diseño liso, laso y sin ningún tipo de añadidos porque no me entraron ganas de empollarme su funcionamiento.

En fin, he acabado concluyendo que no tiene ningún sentido y que me vuelvo a mi blog de siempre, aunque, eso sí, le he hecho un buen lavado de cara y hasta le he cambiado el nombre. Au revoir, WordPress. Estoy segura de que no miraré atrás… 🙂

Uy, se me olvidaba. Mi nuevo hogar es este:

http://lavidanobasta.blogspot.com/

 

 

Anuncios

Las cien voces del diablo (reseña)

Como comenté hace unos días en esta otra entrada, gracias a la editorial Grijalbo y a Bloguzz he tenido la oportunidad de leer Las cien voces del diablo. He tardado algo más de la cuenta en subir esta reseña porque mi familia tuvo que enviarme el libro a Londres, donde resido, pero finalmente llegó a mis manos sin problemas y la semana pasada empecé la lectura.

Para ir abriendo boca, copio el texto de la contra:

«Los amores irrefrenables y desbordantes de Jacinto siembran la caribeña Villa Veneno de una estela de pasiones prohibidas, de las que nace un joven cuyo destino se verá irremediablemente marcado por la tragedia. En un pueblo donde el aire huele a orquídeas, las mentiras se retuercen como enredaderas y el amor crece en las espinas de las rosas, un día la tentación y la culpa amenazan con cobrar su precio a sus habitantes.

Una historia arrolladora y sensual que envuelve al lector en un torbellino de pasiones y secretos, y que Ana Cabrera Vivanco narra con una magnífica voz propia tan audaz como subyugante.»

Efectivamente, es este un libro de pasiones irrefrenables, secretos que duran una vida, tragedias inexorables y pinceladas de realismo mágico, y el marco es el pueblo de Villa Veneno y sus habitantes. No puedo evitar comenzar comentando el parecido que he encontrado entre este libro y uno de nuestros clásicos: Cien años de soledad. Durante la lectura, constantemente me venía a la cabeza el libro de García Márquez y creo que los parecidos son muchos. Sin embargo, para mi gusto el libro de Cabrera Vivanco aguanta perfectamente el tipo ante la comparación: está francamente bien escrito y se lee de un tirón. Hay quien critica la prosa por incluir vocabulario incomprensible; para mí también ha sido imposible comprender ciertas palabras, pero no lo he visto como algo negativo porque contribuían a darle al texto las pinceladas caribeñas necesarias para ponerse en escena. Pese a que la narración es muy elaborada y da cuenta de muchísima información, la lectura no se hace pesada ni aburrida en ningún momento; todo lo contrario, uno está deseando leer y leer más (y, a diferencia de Cien años, no hace falta un árbol genealógico para seguir la trama…). He observado en alguna reseña críticas por la falta de diálogos, pero yo no los he echado de menos en absoluto: para mi gusto el estilo narrativo que ha escogido la autora funciona perfectamente sin ellos.

La historia está bien hilada; si tuviera que ponerle un pero sería el hecho de que algunos acontecimientos se resuelven de manera un poco precipitada, pero creo que eso también forma parte del carácter del libro. Y un recurso que no me ha terminado de convencer ha sido el de terminar muchos capítulos anunciando el advenimiento de una tragedia («Una muchacha que decía venir de la ciudad apareció en la parroquia diciendo que necesitaba hablarle de urgencia. Por mucho tiempo en su vida Teodoro habría de asociar su imagen con el primer eslabón de la tragedia.»). Sin embargo, luego resultaba que la tal tragedia no lo era tanto, así que este tipo de frases se quedan para mi gusto en un mero recurso efectista.

Debo decir que comencé a leer más bien con escepticismo, porque no soy lectora que disfrute especialmente con las grandes pasiones y los grandes sufrimientos, y esta historia parecía bien cargada. No obstante, poco a poco la lectura me ha ido atrapando y me he emocionado con las vivencias de los personajes, en especial las del padre Teodoro, presente a lo largo de toda la novela y a mi parecer el personaje más perfilado e interesante, quizá por ser el más real de todos, aquel con quien el lector puede empatizar más. En definitiva, Las cien voces del diablo ha sido una gratísima sorpresa y una lectura que recomiendo encarecidamente.

Ah, una cosa más: me ha gustado mucho la edición. El texto no tiene una coma fuera de lugar (bueno, sí, creo recordar que falta el punto final del primer capítulo, al menos en mi edición) y la tipografía escogida, la maquetación y la tapa blanda no hacen más que facilitar y animar la lectura.

Sobre diez, un ocho. Si se me pone a tiro, desde luego leeré Las horas del alma, otro libro de esta autora que al parecer también es destacable.

Título: Las cien voces del diablo | Autor: Ana Cabrera Vivanco
Fecha inicio: 07.05.2011 | Fecha fin: 15.05.2011


A Tiny Bit Marvellous

“Everyone hates the perfect family. So you’ll love the Battles.”

A Tiny Bit Marvellous narra el día a día de una convencional familia británica que, como reza la frase con la que abro el post (y que encabeza la contraportada), se aleja mucho de ser perfecta.

Mo es una reconocida psiquiatra infantil que, paradójicamente, no sabe bien cómo enfocar la relación con sus hijos adolescentes. Está a punto de cumplir los 50 y se siente gris, tanto por dentro como por fuera. Su vida está encallada en la rutina (podría conducir al trabajo literalmente con los ojos cerrados) y con su hija no se comunica de otro modo que no sea a gritos.

Dora va a cumplir la mayoría de edad y su máxima aspiración es triunfar en The X Factor y encontrar el vestido perfecto para el día de la promoción. Y conseguir que su madre la deje en paz, claro.

Su otro hijo, Peter, tiene 16 años y es locuaz, inteligente y excéntrico. Ah, y tiene una irremediable fijación con Oscar Wilde.

Los personajes están muy bien definidos, aunque quizá respondan a clichés, en concreto Dora, y enseguida se les coge cariño. La historia me atrapó desde el principio y, aunque el giro que tiene lugar hacia la mitad del libro en cierto modo me lo esperaba, los acontecimientos del final sí que son sorprendentes y me encontré riendo en un párrafo y llorando al siguiente, y sacando tiempo de donde no lo tenía para devorar las últimas páginas.

El libro se hace muy, muy ameno también porque está dividido en cortos capítulos que van narrando Mo, Dora y Peter a modo de diario. Además, cada uno tiene un lenguaje muy característico (he disfrutado especialmente con el de Peter/Oscar). Aquí copio unos ejemplos:

DORA:

“I went to see Nana Pamela, coz she’s the only one that doesn’t know about what I did. Well, didn’t know. She knows now coz I told her. She made hot chocolate for me to drink while she was making me a pineapple upside-down cake. How has she always got the ingredients? Even when she doesn’t know you’re coming? Mum is so not like that. If someone is coming round they have to be invited on a gold-edged card and the shopping has to be done eight weeks ahead so she can practise and like really pretend she knocks up these like fabulous meals so casually, or something. If anyone just drops in she totally freaks coz she hasn’t got the right food to show off with. Why didn’t she learn from Nana Pamela? That is her mother after all. Her actual mother. You would think she would respect her and learn from her. I would if I was her daughter. God.”

MO:

“Hello, you have reached Mo. If you would like to speak to psychologist Mo, press 1. If you would like to speak with author Mo, press 2. If you would like to speak with mother Mo, press 3. If you would like to speak with wife Mo, press 4. If you would like to speak with wanton amoral fast harlot potentially adulterous lunatic Mo, just whisper, because she is very close by. Thank you. You have selected crazy Mo. Unfortunately the person you wish to reach is otherwise engaged with all-consuming thoughts of frivolous fancy and is dangerously teetering on the brink of unreachable. The remainder of your call will cost you dearly and do you no end of unsalvageable damage. Please seek the permission of an adult before you proceed and thank you again for using our service. Don’t forget – we can also provide you with train times, cinema listings and bereavement counselling.”

OSCAR:

“What unlovely wretches [the monstrous mater and the dreadful daughter] prove themselves to be, abandoning all vestiges of class and style, allowing the vulgarity of their lower-middle-class shackles to triumph. How very very very disappointed I am in both of them. It is so extremely tiresome. I am exhausted from the disappointment. I must needs take to my bed. The confines of my room offer the succour and solitude I sorely need. Increasingly, I discover that the delights of the Nintendo III Dance Mat Challenge are my only worthy companion. There, at least, the red fires of my passion are sated. Farewell, dear diary, ‘til anon.”

De verdad, con Oscar se podría hacer un libro aparte. En fin, para terminar diré que me llevé una gratísima sorpresa en las últimas páginas del libro, puesto que salen las recetas de las tartas que aplacan las cuitas de los protagonistas a lo largo del libro. Me parece un detalle genial y estoy segura de que probaré alguna de ellas.

Título: A Tiny Bit Marvellous | Autor: Dawn French
Fecha inicio: 30.04.2011 | Fecha fin: 06.05.2011


Las cien voces del diablo

Gracias a Bloguzz y a la editorial Grijalbo voy a tener la oportunidad de leer Las cien voces del diablo, de Ana Cabrera Vivanco. Estos últimos días he tenido muchos asuntos entre manos y no he podido leer apenas, así que de momento dejo constancia de las ganas que tengo de empezarlo y voy abriendo boca con el vídeo promocional que ha montado la editorial. Juega con el mismo diseño de la portada, que es precioso:

De antemano, ¡gracias!

YA SE PUEDE CONSULTAR LA RESEÑA AQUÍ.


Lamentaciones de un prepucio

«Mi relación con Dios había comenzado a cambiar. Estaba harto de la interminable manipulación espiritual, de que siempre estuviera encima de mí, y me imaginé que Dios también estaba harto, harto de la tediosa e insincera álgebra espiritual de la penitencia y el pecado, y comencé a hablar con Él como si fuera, bueno, real. A lo mejor era por todos esos años de vergüenza y miedo. A lo mejor era por el rabino Goldfinger, que mucho tiempo atrás me había dicho que yo era como uno de esos antepasados que iniciaban un viaje peligroso. ¿Acaso Abraham no había regateado con Él? ¿Acaso Jacob no había luchado con Él, y de hecho Le había dado una patada en Su culo? ¿Acaso Moisés no Le había dicho, cuando Dios le llamó para que condujera el éxodo, que se buscara a otro? Ellos discutían, debatían, cuestionaban. Le puse mala cara, Le dije de todo, Le hice un corte de mangas. Es posible que me mostrara un poco más contrariado y más irreverente que mis antepasados, pero me seguían pareciendo más respetuosos que la humillante adjuración de los creyentes que me rodeaban; al menos yo Le concedía el mérito de ser capaz de aceptar una cierta crítica de vez en cuando. Después de todo, ¿no forma parte de ser Todopoderoso el ser Todopoderoso-del-examen-de-conciencia? ¿Todoabierto-a-la-crítica? ¿Todocapaz-de-evaluarse-con-sinceridad? Rodeado como estaba Dios por un universo de aduladores que sólo sabían decir que sí, a lo mejor agradecería un poco de interacción sincera.»

Este fragmento viene a resumir lo que es Lamentaciones de un prepucio. Shalom Auslander fue educado en la ortodoxia judía y la influencia de su religión le acompaña como una losa en cada paso que da en esta vida. Dios le observa, le castiga, está al acecho detrás de cada éxito para amargárselo y se ríe de él, a lo que Auslander responde con un corte de mangas. Este es un resumen somero de la novela, que hace reír y reflexionar a partes iguales. ¡La recomiendo!

Título: Lamentaciones de un prepucio | Autor: Shalom Auslander
Fecha inicio: 20.03.2011 | Fecha fin: 26.03.2011


A Short History of Tractors in Ukrainian

Cuando Nikolai Mayevskyj, un emigrante ucraniano de 84 años de edad que vive en Inglaterra, anuncia que ha comenzado una relación con una exuberante rubia, ucraniana también, todo es escepticismo a su alrededor. Pero cuando Mayevskyj proclama que se va a casar con la joven, sus dos hijas aparcan las rencillas familiares que las mantenían distanciadas para acudir «al rescate».

Lo cierto es que el currículo de Valentina, la prometida, no resulta esperanzador: 36 años, obnubilada con conseguir el estilo de vida occidental (casa, coches, educación privada y costosa para su hijo, cocina eléctrica y tetas de silicona) y con una visa británica a punto de caducar. El matrimonio con un viudo embelesado con sus atributos y aparentemente millonario parece la solución perfecta a sus problemas.

La cruzada que emprenden sus hijas, Nadia y Vera, va dirigida a proteger a Nikolai de su propia ignorancia (o estupidez), pues el hombre parece genuinamente convencido de la veracidad de los sentimientos de Valentina, y también de salvaguardar la memoria de su madre, muerta hace dos años. Pero Nikolai parece ajeno al tumulto que se está formando a su alrededor: cuando no está embelesado con Valentina, se pasa buena parte de la historia ausente e inmerso en un libro que está escribiendo y que da título a la novela.

En paralelo a esta historia, la narradora, Nadia, nos cuenta la trayectoria de sus padres antes de llegar a Inglaterra como emigrantes ucranianos y su paso por un campo de refugiados. En realidad esta novela trata muchos temas: la soledad de los ancianos y su deseo a veces de vivir una segunda juventud, el drama de la inmigración (aunque esté revestido de una pátina de superficialidad, como la de Valentina), las rencillas familiares y problemas mascados durante tiempo, o el maltrato.

He disfrutado mucho esta lectura: la historia tiene muchos pasajes divertidos y el contrapunto triste de los relatos de la guerra, así como una introducción a la historia de los tractores que es, cuando menos, curiosa. El único punto que se queda un poco en el aire, pero que quizá la autora haya hecho a propósito, es la ambigüedad de Valentina: se presenta como un personaje egoísta, superficial y cruel hacia Nikolai, pero hacia el final Nadia siente curiosidad por saber las motivaciones que hay en realidad detrás de ella. En el fondo Valentina es humana y quizá solo la mueva un instinto de supervivencia y un deseo de mejorar…

¡Ah! Una última nota para comentar lo poco acertado que me parece el título en español: Los amores de Nikolai. Con lo evocador que es el título en inglés y lo insulso y folletinesco que ha quedado en español…

Título: A Short History of Tractors in Ukrainian | Autora: Marina Lewycka
Fecha inicio: 07.03.2011 | Fecha fin: 12.03.2011


>Diario de un hada

>La narradora de este libro recibió un día una curiosa herencia por parte de un familiar, la tía Clarissa, con quien no tenía mucha relación: un legajo de papeles que contenían una singular historia y que quiso que llegara a sus manos. ¿Por qué la tía Clarissa, una mujer solitaria y extraña, quiso legar esos papeles a una sobrina a la que apenas conocía? ¿De dónde sacó ella esa historia y por qué la guardaba con tanto celo? Lo cierto es que el libro no desvela más detalles, así que podría ser el punto de partida para otro libro de Clara Tahoces…

Después de esta breve introducción se reproduce directamente la historia contenida en el legajo. La narradora solo añade algunas notas al pie que van refutando la narración con datos históricos que ha podido comprobar. Curioso planteamiento, que contribuye a dar «veracidad» a la historia. En fin, vamos de una vez con la trama: la protagonista es Beatriz, una chica que una noche se ve implicada en un accidente de tráfico y, al recobrar el conocimiento tras la colisión, comprueba ¡que nadie puede verla! Beatriz se ha convertido en una «encantada», un hada que ha sido humana pero que, «por transgredir un espacio geográfico en un momento señalado y penetrar en nuestro mundo» (el de las hadas) se ha convertido en una de ellas. ¡Y sin vuelta atrás! A Beatriz, que como hada se llama ahora Aura, se le encomienda la misión de cargar de energía todas las mañanas a los Toros de Guisando, pero al mismo tiempo va aprendiendo a marchas forzadas a convivir en el mundo de las hadas. Hasta que un día decide transgredir una norma básica del mundo feérico: la de interactuar con los humanos. E inclumplir esa norma conlleva graves consecuencias…

Diario de un hada es un librito que se lee rápido y que me ha hecho pensar en mi adolescencia, porque seguramente me habría encantado leerlo con 13 años. A mis ojos ahora quizá es demasiado simplón y no me ha gustado cómo se ha desarrollado la trama hacia el final del libro (hay un par de asuntos que se resuelven de forma un tanto precipitada), pero sí que lo recomendaría como una lectura para adolescentes interesados en el mundo de las hadas y en conocer lugares mágicos de España, pues aquí se citan unos cuantos.

Por cierto, el libro me lo ha dejado en herencia mi amiga Ana, una apasionada de las hadas que se va de Londres y no sabe cómo meter su casita en la maleta…

Título: Diario de un hada (solo viven si crees en ellas) | Autor: Clara Tahoces
Fecha inicio: 04.03.2011 | Fecha fin: 06.03.2011